domingo, 25 de junio de 2017

50 AÑOS DEL BARRIO DE LAS FLORES

Es mi barrio. El lugar donde me crié y en donde viví hasta los 21 años que aprobé la oposición y empecé a trabajar como profe. Este año cumple 50 años de sus primeros moradores, un barrio que fue creado como un lugar no solo de vivienda sino de esparcimiento y con una concepción bastante avanzada para aquellos años 60 de la dictadura. Las primeras viviendas fueron entregadas por el dictador Franco en un acto que llegó a salir en el NO-DO y desde entonces el barrio ha tenido su peculiar idiosincracia y podríamos decir que hasta sus propias leyes no escritas.



Es un barrio de viviendas sociales, eminentemente obrero donde viví momentos entrañables. Un barrio en el que todavía persiste esa unión de vecindario de la que todos fuimos partícipes en nuestra infancia. Mi barrio es un privilegio para una ciudad como A Coruña. Prácticamente no hay tráfico interior y sí muchos espacios verdes, plazas de juego sin coches que en mi infancia aprovechábamos para jugar a todo tipo de entretenimientos. En estas fechas las hogueras de San Juan eran la envidia de muchos otros barrios de la ciudad porque teníamos espacio de sobra para hacerlas sin ser un peligro y todas las pandillas de los distintos bloques competíamos entre nosotros para conseguir la hoguera más grande. Nos juntábamos decenas de chavales que durante semanas carretábamos madera desde sitios bastante alejados, los vecinos tiraban muebles viejos, asábamos sardinas en metálicos de colchones y era una auténtica fiesta todo. Y aquí estamos, vivos y con buena salud.

Tendría para escribir miles de momentos de esas fechas, de hace 30 o 40 años, que darían como mínimo para otro blog específico porque este Barrio es uno de los que tiene más sentimiento de pertenencia de sus vecinos dentro de la ciudad, a pesar de ser un barrio de acogida de la época del desarrollismo. Su peculiar estructura y sus límites claros contribuyen a ello, porque está completamente rodeado por una ronda compuesta de varios tramos de diferentes avenidas, como podéis ver aquí.



Mi barrio tiene además edificios con construcciones muy peculiares. Unos bloques que dan a la avenida situada en la parte derecha del plano son ejemplos arquitectónicos que se podrían incluir en el Patrimonio de edificios singulares porque llegaron a ganar premios por su diseño en certámenes internacionales. La "Unidad Vecinal nº 3" de José Antonio Corrales es arquitectónicamente hablando un gran ejemplo y toda una innovación para aquellos tiempos. Yo entré alguna vez en sus viviendas y de verdad que llaman la atención por su estructura, paredes móviles, conexión entre los bloques, usos comunes, etc.



Bueno, hablar de mi barrio da para mucho y hay cientos de páginas en Internet sobre ello, grupos de facebook, blogs, etc. La cuestión es que hoy salió en el periódico principal de Galicia un artículo hablando de la dejadez del gobierno municipal de A Coruña en su mantenimiento.




Y yo lo corroboro porque justo al lado de esa foto está el bloque donde yo me crié y viven mis padres. La nombrada Plaza de los Fresnos (otra peculiaridad de este barrio es que las calles tienen nombres de flores y las plazas de árboles) la conocemos tradicionalmente por la "Plazoleta del Oza Juvenil", que es un equipo de fútbol local que tiene justo el local social en los bajos del portal de mis padres. Es curioso porque cuando veniamos en taxi a casa siempre decíamos esa dirección, usando la peculiar palabra "plazoleta", porque para todos es más fácil expresarse así que por el nombre de las calles, que vuelve locos a carteros, repartidores, taxistas y demás ya que el barrio no tiene calles como tal, sino una estructura organizada en bloques numerados desde el 1 al 56 (el nuestro). os aseguro que ni yo mismo soy capaz de situar los 56 bloques correctamente porque en esa concepción vanguardista que supuso la construcción del barrio también había bloques exclusivamente dedicados a locales comerciales que en los primeros años daban mucha vida al barrio pero hoy en día están prácticamente sin actividad comercial. Una anécdota: mi madre compraba en una carnicería situada en uno de esos locales y tenía muy buena relación con Rosario, su propietaria. Con el tiempo me comentó mi madre que esa mujer era la madre de la conocida y ya fallecida Rosalía Mera, ex-mujer de Amancio Ortega y una mujer emprendedora que llegó a ser de las de más fortuna de España no sólo por su participación en Inditex sino también por sus propias empresas. 

Volviendo al tema de la noticia, lo cierto es que el barrio fue objeto de diversas reformas internas llevadas a cabo, sobre todo, durante la etapa socialista que gobernó A Coruña durante 28 años, con Francisco Vázquez y Javier Losada como alcaldes. Recuerdo la inauguración del polideportivo por parte del primero de ellos en los años 80 y recuerdo también hablar con Losada delante de la plaza de mi bloque cuando se estaba reformando, atendiendo a las inquietudes de los vecinos y apuntando sus sugerencias, ya por entonces reclamando accesibilidad a los portales de los edificios porque la población estaba envejeciendo, además se acercó a mi madre que venía de comprar y fue muy amable con ella, mucho antes de estar yo vinculado al PSOE local; lo cierto es que las obras se hicieron y muchos espacios interiores no son ni de lejos lo que eran hace 20 o 30 años.

Pero ahora, a punto de cumplirse los 50 años de su inauguración, se lleva reclamando una ARI (Área de Rehabilitación Integral) que no llega y muchas competencias municipales como limpieza dejan mucho que desear, que es de lo que trata la noticia. Yo mismo fotografié el año pasado una rata entre la maleza de la ya citada "plazoleta" donde hay bastantes plazas de aparcamiento e incluso recibí la propuesta de un periodista local de hacerlo público con una entrevista. Lo cierto es que notifiqué al Concello la situación de suciedad y dejadez y en pocos días vinieron a limpiar, pero después de casi un año volvemos a lo mismo. Aquí os dejo dos fotos sacadas hace un par de semanas y que apoyan lo publicado en la noticia anterior




La verdad es que este barrio es peculiar dentro de la ciudad y el que antaño quedaba un poco alejado del centro y tuvo ciertos problemas de delincuencia, hoy es un oasis verde y remanso de paz en A Coruña, envidiado por muchos por tener muy cerca servicios administrativos, mercado, colegios, las vías de salida de la ciudad y mucha zona verde. Pero todo esto hay que mantenerlo y hacerlo viable, cuidando sobre todo esas zonas verdes y favoreciendo la movilidad y accesibilidad de sus vecinos, como he dicho en su mayor parte ahora personas mayores. Hace unos tres años un grupo de jóvenes se propusieron hacer "renacer" el barrio con iniciativas como el "Mercado das Flores" pero no hubo un posterior apoyo por parte de los gobiernos locales, primero del Partido Popular y ahora de Marea Atlántica. A ver si con el 50 aniversario las autoridades empiezan a ponerse las pilas, aunque ahora es urgente la limpieza de la maleza ante la llegada del calor y del verano, sobre todo para que no nos invadan los simpáticos "roedores" que no son bienvenidos por aquí.

Mientras, aquí estaré para seguir denunciando su deterioro y para reivindicar la memoria colectiva de varias generaciones que aquí nos criamos y por un barrio por el que seguimos teniendo un vínculo muy especial.







No hay comentarios:

Publicar un comentario