lunes, 15 de noviembre de 2010

SINTERKLAAS LLEGA EN BMW

Hoy estaba anunciado por todo Beverwijk la llegada de Sinterklaas, ese personaje del que os hablé y del que ahora toca revelar el secreto. Seguro que os sorprende la historia.

El caso es que este señor de larga barba blanca es de origen turco (S. Nicolás de Bari), pero es un obispo que vive en España y que todos los años llega a Holanda en barco desde MADRID (!!??) a repartir regalos a los niños holandeses con una corte de siervos (digo siervos aunque realmente son esclavos, pero lo políticamente correcto hizo descartar esa palabra en Holanda) negros llamados "Zwarte Piet". Sinterklaas tiene una libreta en la que están por un lado los nombres de los niños "buenos" y por el otro los de los niños "malos" y antiguamente se amenazaba a éstos con que el obispo se los llevaba a Madrid castigados (y luego dicen que los españoles inventamos cosas raras...) Toda esta historia viene desde la posesión de los Países Bajos por parte de España en los ss. XVI y XVII y del comercio de esclavos por parte de Holanda en las colonias.

El centro de Beverwijk estaba lleno de estos pajes con las caras pintadas de negro y los niños también se disfrazan así.




video

Mientras llega el popular obispo una carpa con un DJ (también es muy común en Holanda usar DJ's para todo tipo de fiestas) animaba a los niños y cantaban las canciones de rigor.

En pocos minutos una caravana con sirenas anuncia la llegada de Sinterklaas. El caso es que la figura tradicional llega en caballo, pero hoy no, nada menos que en un flamante BMW descapotable!!!


video

Los niños alucinados, como en España con los Reyes Magos pero aquí con menos parafernalia. A Sinter lo recibe el alcalde, le preguntan una serie de cosas y allí quedaron, por cierto, con lluvia. Mientras, los "Zwarte Piet" reparten unas galletitas en forma de media esfera que son las galletas de Sinterklaas (yo no probé ninguna).

Pero lo más curioso es que los regalos no los deja hoy. Los niños de aquí al 5 de diciembre dejan los zapatos a la vista para que Sinterklaas deje los regalos. La noche del 5 al 6 llaman a la puerta de la habitación de cada niño y aparecen los regalos. Y al día siguiente, al cole.

Entiendo que cada país tiene sus tradiciones, pero esto de que los niños no puedan jugar con sus regalos por lo menos unas horas... ¡¡¡no tiene perdón!!!

Pero ellos están felices y contentos, con sus galletitas, su obispo barbudo y sus negritos. En los colegios suelen desordenar las clases los porfesores y esconder las cosas diciendo que "Zwarte Piet" vino a investigar y que hay que portarse bien porque en pocos días llegan los regalos ("Pakjesavond")

Estuve un ratito y me fui a comer porque por la tarde... ¡¡¡MAGOSTOOOO!!! Pero eso irá en otro post, ¡qué domingo más intenso!


1 comentario:

  1. O que inventan estos holandeses!!!! pero é posible ir en barco dende Madrid a Holanda claro que non creo que sexa moi operativo.
    Bueno espero que esta persoaxe che deixe algún agasallo para ti a noite do 5 de decembro que xa sei que estás na lista dos nenos bos.
    Bicos

    ResponderEliminar